martes, 2 de junio de 2015





Pintura de Diego Escribá







“En las horas desterradas de mi alma
ya no existe el olvido,
jamás una palabra quedó tan prendada 
de tus suspiros 
como escuchar el baile de tu música 

en mis latidos. 

Y me sonrojas 
en cada uno de tus quejidos,
alborotando mi cabello
en el fondo del abismo.




Eres lo más inmenso 
que nunca nadie ha visto, 
no tienes final y sí un principio cautivo. 
Ese que rodea mi cuerpo
cuando el cansancio me ha abatido,
dónde me dejo acariciar por tu piel, 
impregnándome
de magia en tu corazón perdido.


Y no te busco, 
porque vienes sin yo pedírtelo.


Algo nace en mi 
cuando deslizas tu brisa
regalándome una sonrisa, 
cuando tu aroma me envuelve
en los cálidos y fríos días del mundo.

Sin condiciones, sin límites,
porque nadie nunca me ha prohibido 
dejar de sentirte
aunque estés escondido,
y si alguna alma se atreviera, 
viviría en el pecado 
de morir
ardiendo entre tus gemidos.”

By Sensaciones






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

GRACIAS POR DEJAR TUS SENSACIONES...